Ruido en la Piel

Ruido en la Piel

Ruido en la Piel

Xavier Bankimaro

 

¿Quién camina cabizbajo hacia la nada? ¿Quién vive para morir noche tras noche entre suspiros y desvelos? ¿Quién deambula sin rumbo bajo el cielo turbio de una ciudad indiferente fumando las horas y bebiendo hasta atragantarse con los recuerdos malditos de un desamor? ¿Quién devora en su carne muerta todos los vicios?

 

Un soñador traicionado, vientre y cuna del monstruo que todos somos.

 

El dolor y el sufrimiento del post-romance, cruda del hipotálamo, pueden destruirlo todo: cuando la entrepierna se seca y los labios se parten; aquello que nos atrevemos a llamar alma se esconde en tabaco, whisky y benzodiacepinas hasta encerrarse en una horrible espiral, siempre buscando la lógica y el sentido en esa locura insana que fue la que lo traicionó desde un principio.

 

Un sueño traicionado, músculo sangrante y consciente de su propia muerte.

 

¿Quién camina cabizbajo hacia la nada? ¿Quién vive para morir noche tras noche entre suspiros y desvelos? ¿Quién deambula sin rumbo bajo el cielo turbio de una ciudad indiferente fumando las horas y bebiendo hasta atragantarse con los recuerdos malditos de un desamor? ¿Quién devora en su carne muerta todos los vicios?

El monstruo que ha nacido sin importar que nombre tenga, el hombre que ha muerto sin importar que epitafio se lea en su lápida de piedra.

Y después, aún ciegos y sin hambre, seguimos vivos…

 

¿Quiénes somos cuando de traición morimos? ¿Quiénes somos cuando gracias a la rabia sobrevivimos?

Cuando llega el perdón y quemamos la cruz ¿Qué hacemos con el monstruo que ha nacido?

 

Y si somos, en toda su extensión, un sueño traicionado, músculo sangrante y consciente de su propia muerte…

¿Dónde podremos encontrarnos de nuevo? ¿En algún lugar o algún momento?

¿En un instante eterno? ¿En una lágrima que brota helada de mis pupilas dilatadas y mi mirada asustada? ¿Mis ojos en vigilia?

 

Tal vez en una bocanada de humo clandestino, tristeza que vuela hacia la luz de los faros y camina un sucio aunque conocido puente peatonal; memoria lúcida y desgraciada.

Y ahí, caminando bajo la lluvia, meditando en toda esta mierda, me detuve a fumar un cigarrillo; sangre coagulada ensuciaba mis zapatos, así descubrí el cuerpo de un tal Xavier Bankimaro. El revolver todavía exhalando el olor a plomo yacía a unos centímetros de él.

 

Se había dado un tiro en la cabeza.

Me agaché y lo registré buscando una metáfora que pudiera darme de nuevo esa insana lógica más no la encontré.

Sin duda es más que un trueno el recuerdo de una caricia, una cacofonía, implacable ruido en la piel…

 

¿Quién camina cabizbajo hacia la nada? ¿Quién vive para morir noche tras noche entre suspiros y desvelos? ¿Quién deambula sin rumbo bajo el cielo turbio de una ciudad indiferente fumando las horas y bebiendo hasta atragantarse con los recuerdos malditos de un desamor? ¿Quién devora en su carne muerta todos los vicios?

 

Tal vez en una bocanada de humo clandestino, el recuerdo de una caricia, un instante eterno e implacable que hace ruido en la piel…

Bankimaro

Xavier Bankimaro:
Narrador, transpoeta, destructor y creador de mitos. Columnista y miembro del staff de Operación Marte en las áreas de redacción, corrección y locución. Columnista en Soma, Arte y Cultura. Escritor en Plantando Libros.

FacebookTwitter

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


fhg.mx ediciones sm Ediciones y punto Nostra Ediciones Sexto Piso Chiado Editorial El Naranjo

A %d blogueros les gusta esto: