Transeúntes

Transeúntes

Xavier Bankimaro

Y me quedé esperando en la última estación la llegada de aquella bella chica,

Miraba sentado en una banca los trenes pasar y el humo de mis propios cigarrillos,

El humo que las siluetas de los transeúntes lograba borrar,

La espera flotante, fantasmas que hacen aquel rostro, aquel rostro volar,

Rostro que nunca volando apareció,

Me percaté que ahí nada sucedería, así que me paré, apagué la última colilla y me puse a caminar,

Un transeúnte me volví, para alguien más que con su humo, mi silueta pueda borrar,

Frente a mí, el reflejo de las luces causaba un fugitivo brillo en los cristales de los vagones,

Destellos en las ventanas de los sueños de otros viajes, Destellos y nada más,

Me recordó como funcionan los amores, dolores y demás en esta vida efímera y fugaz:

Sólo son transeúntes,

Para que alguien más que con su humo, sus siluetas pueda borrar…

Al igual que las luces se reflejan en los cristales de las ventanas haciéndoles latir por un instante, los amores, dolores y demás inflaman tu vida,

Un destello y nada más,

Tal vez en las vidas de otros un sueño, y aún así, el tren pasa, oscurece la estación,

Y el tren vacío parte de nuevo.

 

Bankimaro

Xavier Bankimaro:
Narrador transpoeta, desmitificador y creador de mitos; sus letras deben su devoción a la creación y destrucción de la realidad a través del lenguaje, anticultural más que contracultural. Actualmente es colaborador en la revista Letras Explícitas y columnista en la revista El Fanzine. El Universo se expande por voluntad y no por inercia.

FacebookTwitter

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


fhg.mx ediciones sm Loqueleo Ediciones y punto Nostra Ediciones Sexto Piso Chiado Editorial El Naranjo

A %d blogueros les gusta esto: