Tlatelolco

Tlatelolco

Tlatelolco

Por: Mario Alberto Jiménez

La lluvia de Tlatelolco es muy triste, me pesan los mares, me duele de a madres tu ausencia y tu inocencia me pulveriza los nervios, se me cae el cabello, el cielo y las estrellas inundan mi cama convirtiéndola en una presa de esperanzas estancadas, putrefactas, profundas, casi olvidadas por tu sagrada humanidad.

Tlatelolco se acuerda de ti y sus calles lloran tu partida, sus edificios conservan tu voz y sus bardas llevan tatuadas tus ojos en el firmamento, alguna vez me quisiste, alguna vez me hiciste el amor en un motel, y no solo una, miles de veces me invitaste a comer de tu mesa, miles de veces clamaste el nombre de dios producto del orgasmo y del enamoramiento, miles de veces me juraste fidelidad y poesía, ¿Y para qué?, que patético, en ese tiempo desconocía sobre los engaños del amor y su maldita suerte de enfermar y matar a los inocentes, a los que amamos con el corazón y dejamos el cuerpo y la sangre en cada beso, en cada caricia y en cada instante de nuestras vidas.

Tlatelolco bebe café en tu honor esta noche, duerme triste mientras echo de menos tus labios, me pesan las horas, el cuerpo se me hace polvo y el sentimiento cenizas, no volverás y está ciudad quedará muda y sola como antes.

Te amo y espero que lo hagas también aunque estés lejos, aunque sientas a otra piel, muy a mi pesar te dedico un cigarro, un trago, un porro, una canción, un verso, un poco de blues, te dedico mi noche y la noche de los demás, te dedico una sonrisa, una huelga de hambre y desamor en la plaza de las tres culturas anda, puedes teñirla de sangre, aquí puedes matarme y escribir el nombre de una nueva masacre, la masacre del desamor, la extirpación de mi pecho, el sacrificio que hice por ti, la sangre derramada, las memorias olvidadas, el día en que te perdí, de cerca Tlatelolco, conmigo tu ausencia, a tu lado la muerte y a lo lejos un burdel.

Te extraño maldita, espero que me extrañes también.

 

Mario Alberto

Mario Alberto Jiménez:

Nace en Tijuana, México. Actualmente reside en Pachuca, “La Bella Airosa”. Estudió en la Asociación de Escritores Hidalguenses. Autor de los títulos: Prosas durante una noche cualquiera, Para que te enamores poquito, Los (d)efectos horrorosos del amor, Crónicas de un poeta frustrado, entre otras.

El joven poeta, el poeta frustrado, adicto al café sin azúcar y a los tabacos baratos, la aberración nacional, enemigo público de la religión y de la política corrupta, amante del blues y esclavo de los gatos, un hijo olvidado de Dios, el que prefirió las letras antes de una carrera, la vergüenza de los padres, amado y odiado por mujeres, las benditas musas.

Facebook

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


fhg.mx ediciones sm Loqueleo Ediciones y punto Nostra Ediciones Sexto Piso Chiado Editorial El Naranjo

A %d blogueros les gusta esto: