Sierra Eléctrica

Sierra Eléctrica, Mi Amor

Xavier Bankimaro

 

 

“Es extraño lo que hace el amor cuando estás completamente solo, es normal lo que hace la soledad cuando es completamente amada…”

David Lynch.

 

 Es de madrugada.

 

¿El presente?

Dos píldoras de alprazolam, un whisky con miel, y aún así no consigo dormir. El insomnio feroz y perverso me tortura con recuerdos de cosas anheladas que mordí con mis colmillos y nostalgias sobre cosas que en realidad nunca sucedieron.

 

¿El pasado?

Pasado

Hace un par de años en una gélida ciudad, un chico atractivo y extraño desmembraba en su habitación los cuerpos de aquellos a los que, con toda su alma, había amado. Había amado al punto de que no podrían irse nunca, ninguno de ellos, se quedarían dentro de él por siempre.

¿Qué es el desamor sino el luto del deseo y la comprensión?

Hay seres que aman tanto que están dispuestos a ser, por la madrugada, devorados; hay seres que  buscan lo eterno; no el amor efímero y vacío que  se vive sólo de la carne…

Los vecinos escuchaban el sonido de su sierra eléctrica noche tras noche; como si fueran los gemidos tras las paredes en un hotel perdido, sonidos que únicamente son causados por la pasión de amores prohibidos que encuentran de todos modos al final algún tipo de muerte.

La noche desangra cualquier ayer deseado y expone en una película vieja, con alfileres en mis párpados, un presente entumido y coagulado.

Todo amor prohibido encuentra al final algún tipo de muerte, sin dejar por esto de ser amor.

Tchk… Grrrrrrrrrrrrrrr…

Tchk… Grrrrrrrrrrrrrrr…

 

Tchk… Grrrrrrrrrrrrrrr…

Tchk… Grrrrrrrrrrrrrrr…

Al observar en sus manos los corazones aún palpitantes de sus enamorados, la sangre y la belleza del amor eterno, la falta de crueldad del amor social, cuál gracias a su acto sólo es posible con éste hermoso ser, y con cada uno de ellos, una lágrima brota desde lo más profundo de sus infiernos, una lágrima de orgullo y nostalgia…

Hay seres que no están dispuestos a decir adiós.

Todo amor prohibido encuentra al final algún tipo de muerte, sin dejar por esto de ser amor.

La vida es corta, lo importante de este cliché es que corta es una palabra que define distancias y no tiempos.

Y no existen clichés más certeros que el amor y la muerte.

 

¿El futuro?

Futuro

El futuro es el Unabomber, quien una vez que fallezca en prisión, será bautizado por los mormones y beberá cerveza oscura junto a Adolf Hitler, Jeffrey Dahmer, y todos aquellos que han sido bautizados post-mortem, y se divierten en aquel planeta de donde esos estúpidos dicen que venimos todos.

 

¿Epílogo?

Siendo las 00:00 horas en tiempo central, Estás cómodo en tu hogar, ya sea burguesamente viendo el televisor o leyendo esto, y quisiera aprovechar esa sensación de seguridad que tienes para recordarte que hace unos treinta años, varias familias californianas tuvieron exactamente esa misma sensación de seguridad en su hogar justo antes de que un tipo vestido de negro, entre las sombras, y con un walkman que retumbaba algún casette de AC/DC en sus oídos, entrara a sus casas y los masacrara al punto de lo irreconocible. De lo IRRECONOCIBLE. De lo Irrconeocible; de lo Conirroebleci. De lo Rribleconoci. Lo irreconocible.

 

De lo INCONCEBIBLE.

 

No hay aplicación en pleno siglo XXI, para tener intimidad.

 

Buenas noches a todos.

 

Bankimaro

Xavier Bankimaro:
Narrador transpoeta, desmitificador y creador de mitos; sus letras deben su devoción a la creación y destrucción de la realidad a través del lenguaje, anticultural más que contracultural. Actualmente es colaborador en la revista Letras Explícitas y columnista en la revista El Fanzine. El Universo se expande por voluntad y no por inercia.
FacebookTwitter

No Comments

Deja un comentario


fhg.mx ediciones sm Ediciones y punto Nostra Ediciones Sexto Piso Chiado Editorial El Naranjo

A %d blogueros les gusta esto: