Me hablaron de amor

Me hablaron de amor

Me hablaron de amor

Por: Mario Alberto Jiménez

Me hablaron del amor, de sus bendiciones y generosidades, de lo mucho que alegra y el placer que le da a la vida y a la vida de los demás, me dijeron que amar es arte, y que ese arte viene de dios, y que todo lo que él haga nadie lo puede destruir, me dijeron que el amor está presente en todos lados y se expresa de forma superficial y apasionada, que está conformado de versos, hormonas, sangre y venas.

Me hablaron del amor, de lo recomendable que es para los tristes y enfermos, para las mujeres desesperadas y los poetas frustrados, me hablaron del amor y de sus diferentes héroes, de sus maravillas y hazañas, el amor de acuerdo a un amigo o a un hermano, de una madre, una pareja o el amor de acuerdo a Jesús, pero se les olvidó decirme una cosa…

El amor también tiene un lado oscuro, siniestro y desolador, es una cueva donde muy pocos son los que se atreven a cruzar sin ser lastimados y perdidos, el amor contiene material obsesivo, vulgar y repugnante, también es violento y acosa, es pedófilo y perturba a los sensibles y amables de cuerpo y alma, el amor también censura, reprime a los corazones abiertos y cultos, el amor es una píldora que se utiliza para el suicidio y provoca mareos y a alucinaciones, es un veneno tóxico inventado por el diablo que una vez siendo consumido causa vómito, diarrea, pérdida de memoria y de sentimientos.

Me hablaron del amor y de las cosas buenas que tiene, pero jamás me comentaron de sus horrorosos efectos y defectos y de lo mucho que pega y duele, de lo que pasa después de una partida, jamás me dijeron que el amor puede llevarte al psicólogo o al psiquiatra, una vez me dijeron que dolía pero jamás imaginé que doliera tanto, se les olvido decirme que para el amor también hay que estar preparados, que se tiene que estudiar y vivir, tener experiencia, tener los ovarios y huevos en donde tienen que ir, se les olvido decirme que algunas personas reaccionan diferente a sus encantos, que en el mundo bizarro y redondo del amor hay de todo, gente culta, ignorante, sensible, vaga, hijos de puta, hijos de nadie, hijos de Dios, gente insegura e insensible, todo eso yo no lo sabía o no lo quise ver hasta ahora que me hallo sentado en el parque destrozado, herido de muerte, tristeando mis suertes y  arropando mis penas mientras escribo y comprendo las desgracias y barbaries del amor.

Los (d) efectos horrorosos del amor.

 

Mario Alberto

Mario Alberto Jiménez:

Nace en Tijuana, México. Actualmente reside en Pachuca, “La Bella Airosa”. Estudió en la Asociación de Escritores Hidalguenses. Autor de los títulos: Prosas durante una noche cualquiera, Para que te enamores poquito, Los (d)efectos horrorosos del amor, Crónicas de un poeta frustrado, entre otras.

El joven poeta, el poeta frustrado, adicto al café sin azúcar y a los tabacos baratos, la aberración nacional, enemigo público de la religión y de la política corrupta, amante del blues y esclavo de los gatos, un hijo olvidado de Dios, el que prefirió las letras antes de una carrera, la vergüenza de los padres, amado y odiado por mujeres, las benditas musas.

Facebook

No Comments

Deja un comentario


fhg.mx ediciones sm Ediciones y punto Nostra Ediciones Sexto Piso Chiado Editorial El Naranjo

A %d blogueros les gusta esto: