Mao Escrava

Mão Escrava

Mão Escrava

Xavier Bankimaro

 

Un perro corre libremente por el bosque…

A sus lados hay enormes árboles e increíbles sensaciones de paz, de hogar; los cruza, suda por la lengua, llega a un prado y la luz del sol color gris* lo motiva a correr entre las flores y regocijarse con el aroma que de ellas proviene, y el cual le hace percibir un hermoso paisaje: el bosque detrás con cada uno de sus animales y sus porquerías; las diferentes clases de flores e insectos; las montañas nevadas a lo lejos…

 

Una pintura impresionista en su húmeda nariz.

 

¡Vamos! ¡Corre con la lengua sudada hacia su destino!

¿Destino?

Es un perro, es lo que ES, y ese ya es su destino…

Antes de llegar a lo que este animal, cuya relación simbiótica con nuestra especie tiene millones de años, creía que es su destino, siente un horrendo tirón en el cuello, una dolorosa epifanía. La lengua no suda, abre los ojos, no hay árboles; no hay prado ni flores ni insectos ni paisaje ni porquerías en el bosque, ni nieve en las montañas, no hay montañas…

 

¿Horizonte?

Es un perro, es lo que ES, y ese ya es su horizonte…

Correr hacia un horizonte para encontrar un destino fue sólo un sueño; una alucinación, un cuento vívido narrado por la asfixia al jalar su amo muy fuertemente de la correa: falta de oxígeno en su cerebro, intención negada súbitamente…

 

Es un perro, es lo que ES, y ese es ya su sueño, su libertad…

¿Libertad? ¿Qué es la libertad? Libertad absurda que no me lleva a nada, asfixiante libertad…

¿Cuándo es libertad? Libertad creativa: un templo en llamas, coagulante libertad…

¿Cómo es la libertad? Libertad de creer en lo que quieras creer, incluso en creer en nada y en la nada creer,

¿Libertad política? Libertad de hacer lo que te digan que hacer; morir en libertad ¿Libertad de morir? ¿Libertad de liberar al matar?

¿Por qué es la libertad?

¿Libertad de no hacer lo que brota de mis instintos; lo que sangra en mis manos y es bombeado constantemente por mi corazón alucinante?

¿Lo que explota en mi delicada mente: arma volátil?

La libertad es falta de oxígeno llegando al cerebro tras lo cual tenemos un sueño narrado por la asfixia mientras seguimos atados a nuestra correa…

 

 

*No entraré en debate con animalistas y zoólogos sobre la gama de colores que puede ver un perro, es un relato y no importa realmente, tengo la libertad de escribir lo que quiera…

 

 

Epílogo.

Seamos ahora los amos, supuestamente libres gracias a que sostenemos la correa y a nuestra supuesta imaginación. Viajemos a São Paulo, Brasil en eras de la colonia portuguesa y déjame invitarte un café, hay algo extraño, carezco de mesa pero no carezco de esclavos así que los llamo: ellos serán la mesa…

 

Son esclavos, son lo que SON, y ese es ya su sueño, su libertad…

Dos de ellos se hincan y ponen sus manos en posición de oración pero con las palmas hacia arriba, y ahí colocaremos nuestras tazas de café hirviendo ficadas com um pouco de licor

Los esclavos cierran los ojos y entonces el dolor en sus manos les narra una hermosa historia en la cual están de nuevo en África, en la jungla; aprovechando el ardor de las tazas de café hirviendo son libres de estar donde deseen estar.

Hasta la fecha, si viajas a Oporto, tu anfitrión portugués te ofrecerá una mão escrava y servirá las tazas de café en una mesa, y entonces serás libre de ver esta mesa como un par de esclavos libres de estar por un momento de nuevo en África, en la jungla.

 

Beberás café, pues eso es lo que ERES: tu horizonte, tu libertad.

 

Bankimaro

Xavier Bankimaro:
Narrador transpoeta, desmitificador y creador de mitos; sus letras deben su devoción a la creación y destrucción de la realidad a través del lenguaje, anticultural más que contracultural. Actualmente es colaborador en la revista Letras Explícitas y columnista en la revista El Fanzine. El Universo se expande por voluntad y no por inercia.

FacebookTwitter

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


fhg.mx ediciones sm Loqueleo Ediciones y punto Nostra Ediciones Sexto Piso Chiado Editorial El Naranjo

A %d blogueros les gusta esto: