Incomparables caricias

Incomparables caricias
F. H.

Mientras suspiraba
una calida respiracion se postraba sobre su cuello,
entre tanto los besos comenzaban a tomar un estado mas febril,
sucesivamente los botones empezaban a ceder, uno por uno,
al ritmo de cada caricia.
Su pupila se dilatada se tornaba cada vez un poco mas,
a su vez cada rose la hacia saber que era un tributo a lo femenino.
¡Oh hermosa criatura de belleza incomparable!
Le hacia ver mientras le rendia tributo a su piel, tatuandole el cuerpo
con delicados besos llenos de frenesí,
que expresaban pasion en toda su totalidad.

No Comments

Deja un comentario


fhg.mx ediciones sm Ediciones y punto Nostra Ediciones Sexto Piso Chiado Editorial El Naranjo

A %d blogueros les gusta esto: